aristoteles-y-dante-elcritticon

Aristóteles es introvertido y tímido. Dante es transparente y expresivo. Por motivos que parecen escapar a toda razón, estos dos chicos de diecisiete años se encuentran y construyen una amistad entrañable que les permitirá redefinir el mundo del otro y aprender a creer en ellos mismos para descubrir los secretos del universo. El escritor multipremiado, Benjamín Alire Saenz, explora la lealtad y la confianza entre dos jóvenes que están aprendiendo a ser adultos en un escenario fronterizo tan mexicano como estadounidense. Juntos deberán crecer al mismo tiempo en que se adaptan a una sociedad que también esta búsqueda, identidad. Ocultar resumen completo.

Crítica

En cuanto recibí este libro lo comencé a leer, ya que lo había oído hablar por todos lados y quería saber a qué se debía toda esta fama, pero honestamente no tenía ni idea de que trataba le libro, no sabía realmente que esperar de él, pero tremenda sorpresa me he llevado al decirles que este es uno de mis libros favoritos, me ha llegado a lo más profundo de mi corazón.

El libro nos narra la historia de un chico llamado Aristoteles, el cual es un poco apático en algunas cosas y es algo antisocial aunque también es un chico muy sensible. Él quería aprender a nadar por lo que asiste a una alberca y ahí es cuando conoce a Dante, que es una persona muy agradable, divertida y con el cual siente una seguridad y tranquilidad que nunca había sentido con nadie, a partir de ese momento Aristoteles y Dante se vuelven inseparables.

Se presentan algunas situaciones algo fuertes y ahí es cuando veremos cómo Aristoteles se descubre a sí mismo y con ello descubriendo los secretos del universo.
 
Siendo franco no me imaginaba tremendo final de este libro, que me hizo sentir un millón de cosas indescriptibles, pero que tras terminarlo me he quedado con una satisfacción muy grande y una sonrisa en el rostro por el resto de la semana.
 
Quisiera comentarles que me lo he leído en tan solo dos días por más que quise alargar este sentimiento de felicidad extrema que sentía al leerlo, no pude por que la forma de escribir del autor es tan amena, la palabra correcta para describirlo sería ADICTIVA.
El libro demuestra lo valioso que es tener un buen amigo, que el estar bien con tu familia te da la fuerza para afrontar ciertas cosas, que una mascota ( que en este caso era una perra que se llamaba Patas) puede traerte infinidad de alegrías, que las pequeñas cosas son las que realmente valen la pena.
En fin les recomiendo enserio que se animen a leer el libro, ya que es uno de esos libros que con el paso del tiempo uno lo va a seguir llevando en el corazón.
 

Benjamin Alire Saenz a declarado que esta trabajando en la secuela y tambien se anuncio una adptacion cinematografica, asi que tenemos mucho que esperar de estos chicos